arroba

La Biznagateatro

Inscribete a la espina




Sartre se ¿ Equivocó ?

SARTRE… ¿Se equivocó?
No- conferencia


A cien años del nacimiento de Jean Paul Sartre, la Biznaga Teatro crea un espectáculo sobre los combates políticos del gran intelectual del siglo XX. Sartre, el “hombre-siglo”, fue comparado con Víctor Hugo. Y en efecto, los destinos de estos dos grandes hombres son similares. Uno y otro marcaron profundamente su época, atacaron el orden establecido y se esforzaron por inventar un mundo nuevo. Pero históricamente, al contrario de Víctor Hugo, se considera que la ideología de Sartre ha fracasado. Se dijo que se había equivocado siempre. Se le reprochó el ser pasivo durante la guerra, comprometido con el totalitarismo soviético y demagógico con la juventud del 68. Así, hoy nos preguntamos: ¿Qué nos queda de los grandes combates de Sartre, a pesar de sus errores y excesos? Antes de morir, confesó que de toda su obra, la que le gustaría que se quedara en la memoria del público, era Situaciones, sus escritos políticos. En esos textos encontramos la palabra de un hombre comprometido con su siglo. Sartre: un revolucionario sin revolución

Sinopsis

Una No- Conferencia en 4 partes

I- NO CONFERENCIA: Jean-Paul-Charles-Eymard Sartre (20’)

Empieza por una conferencia sobre la vida de Sartre. El conferencista se enfrenta a su propia resistencia de hablar de los errores de Sartre. De hecho, el público se da cuenta que al conferencista le encargaron una conferencia sobre el tema: ¿Sartre se equivocó? Emprende entonces un recorrido de la vida política de Sartre. ¿Por dónde comenzar? Por la guerra. Se lanza en búsqueda de los primeros compromisos políticos del intelectual, y su mesa de trabajo se convierte en campo de batalla, hasta que suena el teléfono que lo regresa a la realidad. ¿Sartre se equivocó? Todavía no lo sabemos.

TEXTOS
Las Palabras, novela autobiográfica, 1963/ Carta al Castor, correspondencia 1926-1939/ Cuadernillos de “La Drôle de Guerre”, 1939-1940/ La Republica del Silencio, in Situaciones III, 1944/ Las Moscas, teatro, 1943/ ¿Siempre se equivocó Sartre?, Michel Vinock.


II- ENTREVISTAS Y CRÍTICAS: Sartre en la Tormenta (20’)

La segunda parte es una especie de delirio nocturno y multimedia: En la noche, en su casa, el conferencista ensaya su conferencia, tanto que se cree Sartre: solo frente a las críticas, o en conferencia de prensa, o en el gran tribunal de la historia o en un combate boxístico. ¿Sartre se equivocó? Tal vez…


TEXTOS
Entrevistas con Simone de Beauvoir, 1974/ Entrevistas con Olivier Todd, 1975/ Presentación de Los Tiempos Modernos, 1945/ Una Ocupación tan Dulce, Gilbert Joseph, 1991

III- TRES MONÓLOGOS: Los Combates del Intelectual (15´)

Un desayuno intelectual. El conferencista, en una especie de mañana, al salir de la cama, encuentra un texto de Sartre en el periódico de hoy: Los Condenados de la Tierra. Este texto escrito en los años 60, es terriblemente actual ¡Sartre no se equivocó! Por lo menos no en todo…

TEXTOS
Los Condenados de la Tierra, in Situaciones V, 1961/ Reflexión sobre la Cuestión Judía, 1947/ Orfeo Negro, in Situaciones III, 1948


IV- UN DIÁLOGO Y UNA MANIFESTACIÓN: La Vida comienza Mañana (15’)

Un diálogo entre un Sartre llegando hoy en día a México y un joven que no esta del todo de acuerdo con su época.
Al final, un performance militante.
“El hombre manifiesta siempre.”

TEXTOS
La Vida Comienza Mañana, sobre la película de Nicole Védrès, 1950

Extracto del espectáculo

Diálogo imaginario entre un Sartre llegando hoy en día en México y un joven estudiante descontento, sobre el diálogo de una película de Nicole Verdés:


LA VIDA EMPIEZA MAÑANA


SARTE: Entonces, si entiendo bien, ¿Me cree usted responsable de sus desventuras?
EL HOMBRE JOVEN: Responsable, la palabra es quizá excesiva, pero tiene usted tal influencia,...
SARTE: ¿Entonces ha venido a pedirme algo?
EL HOMBRE JOVEN: Pues mire, imagine usted que un hombre, un hombre cualquiera, cae del cielo una noche, en plena oscuridad, y se sienta aquí en su escritorio, un hombre que no esta del todo de acuerdo con su época. ¿Qué le diría usted?
SARTRE: Le diría primero que el hecho de estar en contra de su época es todavía una manera de estar de acuerdo con ella... Entonces, ¿Está usted descontento?
EL HOMBRE JOVEN: Si.
SARTRE: ¿Descontento de los demás, no de usted?
EL HOMBRE JOVEN: Si claro, de los demás.
SARTRE: Es usted inocente, pues. Inocente de todo.
EL HOMBRE JOVEN: ¡Así es!
SARTRE: ¿Y hay mucha gente inocente en el país?
EL HOMBRE JOVEN: Bastante, gracias. Hay todavía gente de bien.
SARTRE: Si ton tantos, empezarán a no ser tan inocentes.
EL HOMBRE JOVEN: Ya está, ¡De nuevo somos culpables!
SARTRE: Escúcheme, tome las guerrillas zapatistas, ¿Acaso no es la gente de bien quien es responsable de ellas?
EL HOMBRE JOVEN: ¡Naturalmente que no!
SARTRE: ¿Y las huelgas de los maestros en Oaxaca? ¿Y la Guerra Sucia? ¿Y el Fraude Electoral?
EL HOMBRE JOVEN: Claro que no somos nosotros.
SARTRE: ¿Y no le da pena? Le acabo de describir toda esta época y me explica usted que la poderosa cofradía de gente de bien la deja al ahí se va y no interviene nunca. Todos ustedes, son responsables...
EL HOMBRE JOVEN: ¿Yo?
SARTRE: Claro, como todo el mundo.
EL HOMBRE JOVEN: Si, pero no me da la impresión de ser como todo el mundo.
SARTRE: ¿Y conoce a mucha gente que tenga la impresión de ser como todo el mundo?
EL HOMBRE JOVEN: No.
SARTRE: Ya ve. Se parece usted a todos los demás: se cree un original, como todo el mundo, es usted una gente de bien, como todo el mundo, un tipo que repite todo el tiempo: no fui yo, no hice nada, como todo el mundo... El criminal, es usted, el tipo del mercado negro, es usted, el narcotraficante, es usted...
EL HOMBRE JOVEN: Entonces tendré que decir: el desempleado, ¿Soy yo? Las muertas de Juárez, ¿Soy yo? La Mata- Viejitas, ¿Soy yo? La bomba atómica, ¿Soy yo?
SARTRE: Exactamente.
EL HOMBRE JOVEN: ¡Me habla de un trabajal! ¡Es vapuleante!
SARTRE: No más que pasarse el día diciendo ¡Desempleado, ese no soy yo! ¡Las muertas de Juárez, no soy yo! ¡La bomba atómica, eso no soy yo!
EL HOMBRE JOVEN: Pero entonces, si a esas nos vamos, ¿Einstein, soy yo? ¿Octavio Paz, soy yo?, ¿Lázaro Cárdenas, soy yo?¿Picasso, soy yo? ¿Jean Paul Sartre, soy yo?
SARTRE: Cuidado. Sí, si trata de entenderlos, de comprender su obra, de instalarla en usted y de sacar sus consecuencias por sus acciones. Sabe, es una bella época.
EL HOMBRE JOVEN: ¿A pesar de la bomba de hidrógeno, del terrorismo?
SARTRE: A pesar de la bomba de hidrógeno, del terrorismo. Quizá jamás hubieron tantas amenazas en contra del hombre y el hombre nunca tuvo una conciencia tan clara de su libertad. ¿No le tentaría reunir en usted solo todas las angustias y toda la conciencia de los hombres?
EL HOMBRE JOVEN: Depende...No quiero molestarlo más tiempo. Pero estoy muy contento por haber venido. ¿No me lo va a tomar a mal?
SARTRE: Se lo tomaría a mal si fuera como todos esos imbéciles que vienen a hacerme perder el tiempo para chismearme, pero como estoy seguro de que esta conversación le ayudará a mirar un poco más de cerca nuestra época, pues bien, estoy contento yo también.
SALE EL JOVEN HOMBRE.

Traducción Juliette Schmitz
Adaptación libre de Alain Kerriou, Adonay Cabrera y Arnaud Charpentier.

Autor:
Jean Paul Sartre


Vigilante nocturno, presente en todos los frentes de la inteligencia”, Sartre fue sin duda en el siglo pasado, como lo decía François Mauriac, el contemporáneo capital al que se topa uno en todas las esquinas de la cultura. Incansablemente dedicado a la escritura desde su infancia, creador de ideologías, presenta ese ejemplo único de un hombre que construyó a la vez una gran obra literaria y una gran obra filosófica a partir de su existencia personal y bajo el signo de la libertad. Toda la extensión de su obra en su diversidad está marcada por esta coherencia, sin que por tanto pueda hablarse de un sistema… Sartre practicó casi todos los modelos de escritura: ficción, filosofía, teatro, biografía, autobiografía, ensayos de todo tipo, diarios y cuadernos de apuntes, periodismo, correspondencia… y se comprometió con fuerza y convicción en los grandes debates de su tiempo.





Sartre se ¿ Equivocó ?

Créditos

Una No- Conferencia de
Arnaud Charpentier
y
Alain Kerriou

Con
Alain Kerriou
y
Adonay Cabrera

Dirección y Selección de textos
Arnaud Charpentier

Co-dirección, Medios Audiovisuales e iluminación
Alain Kerriou

Pista Sonora
Javier Bolaños

Producción y Vestuario
Dora García

Iluminación
Hugo Heredia

Apoyo artístico
Fermín Zúñiga
Blas Valdez

Soporte técnico
Reyna Mendizábal

Voces
Fermín Zúñiga
Dora García
Arnaud Charpentier
Alain Kerriou

Traducciones
Juliette Schmitz
Silvia Pratt






Créditos

Espere…

Espectáculos 

LaBiznagateatro   Espectáculos Actuales:

   Antimagia
   La Doncella, el Diablo y el molino






LaBiznagateatro   Espectáculos Anteriores:

   Banc Publics
   Cabaret Poéticos
   Conato de Amor
   Moliere Hypocondrye
   No hay Ladrón
    Sartre ¿ se equivocó ?
   Scapino
   Según se cuenta

Intervenciones

Sartre se ¿ Equivocó ?